Vecinos de Murtas y Turón se concentran por la reapertura de la casa cuartel

Aseguran que "el cierre de los cuarteles representa una amenaza para el medio rural y pone en peligro las políticas contra la despoblación"

Una concentración de vecinos de Murtas y Turón ha contado con el apoyo de la diputada del PP Lourdes Ramírez y la senadora de esta misma formación Inmaculada Hernández para la reapertura de la casa cuartel situada en el primero de estos municipios.

Según ha informado el PP en una nota, «se cerró para una reforma que no se ha ejecutado» y su reapertura «no tiene fecha prevista». Lourdes Ramírez ha incidido en que «el Gobierno central no cumple con la provincia de Granada mientras se vende a sus socios independentistas».

En este contexto ha agregado que «el cierre de los cuarteles representa una amenaza para el medio rural y pone en peligro las políticas contra la despoblación», afectando negativamente a la seguridad de los territorios, y favoreciendo «la desaparición de la cohesión social que los mismos representan», ha dicho la diputada.

También ha incidido en que la provincia de Granada no puede seguir siendo la «víctima» del socialismo de Pedro Sánchez en cuanto a infraestructuras, pero también en cuanto a seguridad ciudadana, por lo que reclama «respuestas» sobre los planes y proyectos del Ministerio del Interior en cuanto a la reorganización de los cuarteles.

Ha exigido la reapertura de los cuarteles como el de Murtas, criticando que, «el PSOE cierra cuarteles de la Guardia Civil y reduce el número de agentes sin tener en cuenta los riesgos para la seguridad ciudadana ni para los propios guardias civiles y sus familias».

«Sánchez continúa engañando a los granadinos con el silencio cómplice de los cargos socialistas en la provincia, incapaces de elevar el tono para reivindicar lo que necesita y es justo para Granada», ha añadido la diputada.

Por su parte, la senadora granadina Inmaculada Hernández ha invitado al subdelegado del Gobierno en Granada, José Antonio Montilla, a que «dé la cara» y salga del despacho para «conocer personalmente los problemas que está generando a los granadinos», y explique a los vecinos de Murtas «por qué se ha cerrado su cuartel dejándolos desprotegidos».

En este sentido, Inmaculada Hernández ha insistido en que tienen que dar explicaciones inmediatas de por qué se está dejando a pueblos de Granada como Murtas «sin cuarteles», lo que considera una «pésima decisión» que propicia el incrementado del nivel de delincuencia ante la ausencia de agentes, por lo que pide que «se reconsidere el plan de reorganización de los acuartelamientos», sobre todo en Granada que es una de las provincias a la que más afecta dicha decisión, ha sentenciado Hernández.