Órgiva lleva a Fitur la declaración del Cristo de la Expiración como fiesta de Interés Turístico Andaluz

La festividad del patrón de La Alpujarra es una de las festividades con mayor exaltación y de gran tradición de la provincia de Granada

Órgiva ha estado presente en la 44º edición de la Feria Internacional del Turismo que se celebra durante estos días en la capital española. Hasta el stand de la provincia de Granada en Fitur se ha desplazado este jueves el alcalde de Órgiva, Raúl Orellana, acompañado por la concejala de Turismo, Mari Carmen Martín y miembros de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración, con objeto de dar a conocer la reciente declaración de este evento de gran exaltación y tradición como fiesta de Interés Turístico Andaluz.

El primer edil ha realizado una presentación de todo lo que rodea a la celebración de la festividad del Santísimo Cristo de la Expiración de la localidad, patrón de la Alpujarra y copatrono de Órgiva, destacando que “tras años de trabajo por parte del área de Turismo del Ayuntamiento de Órgiva en colaboración con la cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración, y con el apoyo de la delegación de Turismo de Granada y la Diputación de Granada, hemos conseguido recientemente que la festividad del patrón de La Alpujarra sea declarada de Interés Turístico Andaluz”.

Orellana ha incidido en que “esta declaración representa un reconocimiento a lo más profundo de mi tierra, a lo más íntimo de nuestras tradiciones, que durante siglos ha unido a un pueblo en torno a la figura de una festividad que nace del sentimiento más profundo. Una festividad que trasciende su carácter religioso para ser mucho más: unión para vivir juntos y en paz, reencuentros entre familias, desbordamientos de emociones, respeto absoluto y, para un alcalde, mucha preocupación y entrega para que todo salga a la perfección”.

Paralelamente a la presentación se ha mostrado un vídeo promocional de la celebración de la festividad con la imagen del Cristo como protagonista donde aparecen los elementos más característicos en torno a esta celebración, desde la devoción y el fervor que la gente siente por el Cristo, hasta la multitud de personas que quieren estar presentes durante esos días. También se ha aprovechado la presencia en Fitur para presentar el cartel con la imagen del Cristo de la Expiración correspondiente a los actos de celebración de la actual edición de 2024.

Por su parte, el vicepresidente de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración de Órgiva, Manuel Samos, ha señalado que “cada año, los hermanos, hermanas y fieles devotos preparamos con gran devoción el día de nuestro Santísimo Cristo de la Expiración que va siempre acompañado de su madre, la Virgen de los Dolores, porque desde pequeños, han vivido, viven y vivirán el sentimiento de la fe y devoción que se le tiene a nuestra imagen. Ese olor a pólvora, ese repicar de campanas y explosión de cohetes que desde bien temprano ya hacen eco en cada uno de los rincones de Órgiva durante tres días, especialmente el viernes de Dolores”.

Entre los aspectos que el Consejo Andaluz de Turismo ha valorado para la concesión de esta declaración como Fiesta de Interés Andaluz se encuentra su antigüedad, ya que la primera vez que el Santísimo Cristo de la Expiración de Órgiva salió en procesión fue en 1815 y desde entonces se ha celebrado esta festividad de forma ininterrumpida, a excepción de los años 2020 y 2021 a causa de la pandemia de la covid-19. Se trata, por lo tanto, de una festividad que atesora una antigüedad bicentenaria.

Es impresionante el gran trabajo que realiza la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración por llevar a cabo año tras años los numerosos actos que conllevan la celebración de la festividad. Es tanto el fervor por esta imagen que la hermandad está compuesta por más de 400 hermanos y hermanas, siendo en la actualidad su Hermano Mayor Mariano Carreón Montero.

Actos de celebración

La festividad se divide en tres momentos de gran relevancia y singularidad: la bajada de la imagen, comúnmente denominada como «la bajá», es celebrada el día anterior al día del Cristo; la salida o «salía», dos viernes antes del Viernes Santo; y «la subía», celebrada el sábado de la semana siguiente.

El día de la bajada se convierte en un día de tal relevancia que desde las 8.00 horas, la Plaza García Moreno permanece cerrada al tráfico rodado y acotada para el montaje de los correspondientes materiales pirotécnicos. A las 12 del mediodía orgiveños y visitantes se dan cita en el interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Expectación para presenciar el inicio de los actos de celebración del que también se le conoce como el patrón de La Alpujarra.

Es el momento de la bajada del Cristo desde su camarín hasta el altar mayor, instantes cargados de emotividad, en los que la imagen es aclamada entre lágrimas de emoción, vítores, palmas, el estruendo de la pólvora en el exterior de la iglesia y el acompañamiento de la Asociación Musical Exoche de Órgiva. El momento de la explosión de una enorme cantidad de pólvora indica que ha dado comienzo la festividad y esta es una de las grandes singularidades de la misma, ya que este festival de pirotecnia es sonado hasta en muchos de los pueblos alpujarreños.

El día siguiente a la bajada, viernes, se celebra el gran día festivo de Órgiva y el momento conocido como la salida donde se realiza la procesión de la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración y la Virgen de los Dolores. Otro gran momento donde los orgiveños y devotos expresan todos sus deseos y promesas en forma de cohetes y pólvora durante todo el recorrido del cortejo procesional por las calles del pueblo.

La subida del Cristo se hace a las 12.00 horas del sábado siguiente al de la bajada, un día antes del Domingo de Ramos. Esta consiste en la operación inversa a la «bajá». La talla es alzada desde el altar mayor hasta el camarín, donde estará resguardada y permanecerá el resto del año a vista de todos los fieles que deseen ir a contemplarla.