Inician trabajos para encontrar restos de represaliados de la dictadura en el Barranco del Carrizal de Órgiva

Un equipo del Instituto Andaluz Universitario de Geofísica de la UGR ha iniciado la primera fase para la localización de las fosas

Este fin de semana se han iniciado los trabajos para encontrar los restos de las personas asesinadas durante la dictadura franquista en el barranco de El Carrizal.

Un equipo compuesto por 6 personas del Instituto Andaluz Universitario de Geofísica de la UGR, al frente del cual está el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UGR, Francisco Carrión Méndez, director de los Proyectos de Memoria del barranco de Víznar y del Barranco de El Carrizal, han iniciado la primera fase del trabajo para la localización de las fosas.

En esta primera fase se llevarán a cabo las pruebas geofísicas y sondeos, así como la prospección magnética que permitirán la localización de las fosas, que algunos historiadores cifran en 6, dentro de la zona inventariada como lugar de Memoria en el Barranco de El Carrizal y alrededores. Se ha utilizado un dron para la planimetría de esa zona inventariada.

Desde la agrupación de Electores P’Alante Órgiva celebran el inicio de los trabajos y señalan que “hoy se ha empezado a escribir la primera página de la historia que cuenta los trágicos sucesos acontecidos en ese lugar”.

Lugar de fusilamiento clandestino

El Barranco del Carrizal de Órgiva constituye un lugar de fusilamiento clandestino situado en plena naturaleza de la provincia de Granada. Sin que trascendiera información alguna de lo que allí ocurría, a este paraje de La Alpujarra granadina llegaban los camiones cargados de presos para fusilarlos y arrojarlos al vacío.

Estudios realizados para la zona calculan que en la fosa del Carrizal fueron fusiladas y enterradas unas 5.000 personas.

Este paraje alpujarreño se convirtió en una zona de exterminio de republicanos, sin diferencias de edad, nivel social o sexo. La masacre fue de tal crudeza que fue considerado el “segundo cementerio de Órgiva” y una de las mayores fosas de la Guerra Civil.

Muchos de los republicanos allí enterrados habían sido previamente capturados en su huida hacia el corazón de la Alpujarra. Procedían de los pueblos de la zona, de la costa granadina y muchos, de la conocida como Desbandá procedente de Málaga.

El Carrizal ha sido catalogado como uno de los mayores lugares de enterramiento de la provincia, tal y como se refleja en el Mapa de Fosas de Andalucía.